Diálogo abierto – Un estudio sobre participación comunitaria en Brasil | World Mosquito Program Skip to main content

A menudo decimos “la participación comunitaria está en el corazón de lo que hacemos”. Pero, ¿por qué es tan importante y qué quiere decir en realidad

Este artículo publicado recientemente, producido por nuestro equipo de Comunicaciones y Participación Comunitaria en Brasil, describe el encuadre para el involucramiento con las comunidades en Brasil durante un despliegue a gran escala del método Wolbachia en Niterói y Río de Janeiro.

Allí se explica que cualquier esfuerzo para controlar la propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos requerirá transparencia con las personas afectadas, y ciertamente su participación activa. La eliminación de sitios de cría, por ejemplo, requiere que los residentes eviten y eliminen charcos y pozos de agua en y alrededor de sus hogares. En nuestro caso, la participación comunitaria típicamente se presenta como:

  • la liberación de mosquitos portadores de Wolbachia
  • la cría de huevos de mosquitos Wolbachia
  • alojamiento y monitoreo de trampas de mosquitos
  • formación de comités locales para monitorear el progreso y facilitar la discusión

Como señala el artículo, la participación exitosa es una cuestión de “intercambio”.

“Con el diálogo, las personas piensan juntas lo que supone que el participante en el diálogo entienda que su posición no es la última… Requiere una profunda capacidad de escucha.”

Más que proveer información y pedir el consentimiento de la gente, la participación comunitaria debe crear la posibilidad de un diálogo abierto entre una muestra representativa de actores involucrados que posibilite la cooperación para el bien común. Después de todo, la gente con la que trabajamos no son receptores pasivos sino jugadores clave en el mejoramiento de la salud pública de su propio entorno.

Para fines de 2019, nuestro proyecto en Brasil había alcanzado alrededor de 1,2 millones de personas. Los esfuerzos iniciales para informar e involucrar a la comunidad apuntaron a tres áreas: escuelas públicas, el sector de salud y líderes sociales. Estas áreas se escogieron por su profunda comprensión del paisaje social local y las redes potenciales que podrían ayudar a construir.

En el caso de las escuelas, por ejemplo, nuestro equipo en Brasil creó un libro digital, varios videos, panfletos, afiches y una plataforma digital para su uso por los maestros en el aula. En algunos casos, el monitoreo y estudio del desarrollo de los mosquitos se introdujo en la currícula usando recursos provistos por WMP.

Dentro del sector de salud, se capacitaron más de 1000 trabajadores de la salud y se crearon 62 grupos de WhatsApp para asistir en la difusión de información como vehículo para la discusión.

Otro componente clave de la estrategia de participación comunitaria es la creación de Grupos de Referencia Comunitaria. En esas sesiones de grupo, los voluntarios participantes son libres de debatir, cuestionar, criticar y hacer sugerencias. Estos grupos brindan una plataforma para el diálogo entre representantes de la comunidad, científicos, profesionales de la salud y personal de WMP.

Y funciona en ambos sentidos. Los grupos también proveen una referencia valiosa para que nuestros equipos de WMP entiendan las principales preocupaciones y limitaciones antes de una liberación. Echan luz sobre la dinámica cultural de la región y nos permiten repensar, reajustar y ofrecer mejor acceso a información más clara.

La gente que vive en lugares donde los mosquitos esparcen enfermedades enfrentan desafíos formidables. El desarrollo urbano no planificado, los cambios en el uso de la tierra, los impactos del cambio climático, los aumentos en la movilidad internacional, todo contribuye a la propagación de arbovirus. El único camino para el éxito contra ellos es la cooperación. El trabajo conjunto en todos los niveles de la sociedad. Tenemos la solución, tenemos la ciencia y creemos tener el modelo para equipar a la gente en mayor riesgo con las herramientas para protegerse de manera efectiva.