Jóvenes Guerreros en Cairns | World Mosquito Program Skip to main content

Charlotte Greene se convirtió en una Guerrera Wolbachia en 2016, junto con su compañero de escuela Ruben Klaas. Ahora, con 13 años de edad, Charlotte y Ruben están orgullosos de ser parte de la respuesta global a las enfermedades transmitidas por mosquito. 

Charlotte - Wolbachia Warrior

En 2016, Charlotte y Ruben formaron parte del Programa Guerreros Wolbachia en su escuela, Bentley Park College, en un barrio periférico de Cairns. Allí aprendieron cómo la Wolbachia puede reducir la capacidad de los mosquitos Aedes aegypti para transmitir el virus del dengue; colocaron unos kits en sus jardines con agua, huevos de mosquitos con Wolbachia y alimento que las larvas de los mosquitos coman cuando hayan eclosionado. 

“Trajimos a casa una caja de la escuela y la colocamos en nuestro patio trasero y luego la llenamos con agua; cuando salieron los mosquitos adultos con Wolbachia, se fueron volando. La revisé y había larvas; la siguiente vez que la revisé, se habían ido”, dijo Charlotte Greene
Charlotte Greene

A través del Programa Guerreros Wolbachia de WMP, los estudiantes descubren el método seguro y natural de la Wolbachia , hacen sus propias observaciones y alojan contenedores de liberación de mosquitos en sus casas. Los padres, maestros y niños pueden participar en la ciencia ciudadana y sentir que están ayudando a sus comunidades a ser más felices y saludables. 

Tanto Charlotte como Ruben están orgullosos de haber sido parte de algo tan importante como las liberaciones de mosquitos portadores de la Wolbachia- de World Mosquito Program. Al principio, tenían curiosidad por ver cómo y por qué funciona el programa y la ciencia que lo respalda. Ambos decidieron participar cuando se dieron cuenta de la importancia que tenía para aquellos que habían sufrido o que habían cuidado a alguien con fiebre por dengue.

“Ha marcado una gran diferencia especialmente en esta zona. Sé que no se ha reportado ningún caso de fiebre por dengue en, quizás, los últimos 5 años, así que es una locura. Cairns sin dengue significa que es un lugar seguro; las personas no se enferman por el dengue y no tendrán miedo de visitar. Me siento un poco más seguro sabiendo que la bacteria Wolbachia está en el ambiente y, si algo nos pica, ya no tenemos miedo de contraer dengue porque la Wolbachia [nos protege] del dengue”.
Ruben Klaas

Al igual que otros niños en 11 países, ellos también han sido Guerreros Wolbachia. 

Rod Jackson, el director de Bentley Park College, recuerda haber estado muy interesado en que los 600 estudiantes de la escuela participaran debido al potencial que tenía el programa de lograr un impacto en un problema de salud de larga data en la región de Cairns. 

“En esta zona, todos hemos tenido contacto con alguien que ha tenido la fiebre del dengue. Cuando me enteré de que íbamos a ser la escuela de ensayo en la zona, me emocioné mucho. Las escuelas son un excelente medio para conectar con la comunidad… Más de la mitad de nuestros estudiantes lo aceptaron y hubo una celebración cuando logramos nuestros objetivos”.
Rod Jackson

Los hogares en Cairns y sus alrededores siempre están muy conscientes de los mosquitos. Todos saben cómo protegerse de las picaduras de mosquitos, usando DEET o repelente de insectos a base de picaridina, mallas, mosquiteros, exterminadores eléctricos para mosquitos o espirales antimosquitos, usando ropa manga larga de color claro y retirando recipientes con agua estancada: Como dice el anuncio, 'Vacía tus plantas de maceta’. El método Wolbachia de WMP complementa estas acciones de protección.

WMP está trabajando en Australia y en todo el mundo para proteger a las comunidades locales de las enfermedades transmitidas por mosquito. El método autónomo de WMP utiliza la bacteria Wolbachia natural y segura para reducir la capacidad que tienen los mosquitos para transmitir virus entre las personas.

Con ayuda de los miembros de la comunidad local, incluyendo escolares, los equipos de campo de WMP liberan mosquitos con Wolbachia durante varias semanas, utilizando una variedad de métodos de liberación adaptados a las comunidades locales. Con el tiempo, el porcentaje de mosquitos que portan la Wolbachia crece hasta permanecer elevado sin la necesidad de nuevas liberaciones.

El monitoreo a largo plazo demuestra que la bacteria Wolbachia presenta altos niveles de autonomía en la mayoría de los sitios de nuestro proyecto hasta siete años después de su liberación. No ha habido brotes de dengue en estas zonas.

Después de siete años de trabajo en las comunidades del norte de Queensland, el monitoreo a largo plazo que realizan nuestros investigadores muestra que la Wolbachia tiene un alto grado de autonomía. No hay evidencia de transmisión local de dengue en áreas con altos niveles de Wolbachia.