Cimientos de confianza | World Mosquito Program Skip to main content
Yogya-communities

“La gente respondió a este programa tan positivamente. Fueron muy activos y acogedores. Tienen tanta esperanza y expectativas.”

El éxito de nuestro método Wolbachia depende ampliamente de la confianza.

Los organismos gubernamentales y las autoridades de salud en las ciudades donde trabajamos entienden los hechos. Han visto nuestra ciencia, nuestra historia y la evidencia de nuestro impacto. La comunidad también, hasta cierto punto.

Pero la disposición de la gente de tener miles de mosquitos liberados en y alrededor de sus hogares – sabiendo los peligros que los mosquitos pueden traer – muestra que nosotros y nuestros socios nos hemos ganado su confianza.

Transparencia y empatía

Les debemos esa confianza a los líderes comunitarios y portavoces que informaron a los residentes locales sobre cómo funciona nuestro método y qué esperamos lograr. Y en un lugar como Yogyakarta, Indonesia, este rol es más frecuentemente confiado a las mujeres.

“Porque las mujeres a menudo muestran más resiliencia – y porque hablan más, se comunican más – se las ve como agentes más persuasivas.”

La señora Riyan Wulandari es Lideresa de la Aldea Pakuncen, una jurisdicción municipal en la ciudad de Yogyakarta. Ella coincide en que las mujeres son el pivot en la retransmisión de la información dentro de la comunidad.

“No digo esto porque yo sea una mujer, pero pienso que las mujeres son más consideradas. Muestran más compasión y hablan desde el corazón. Y se apoyan entre sí. Si una de ellas se pellizca, todas sentirán el dolor. Entonces, ¡no dejemos que nadie se pellizque así a nadie le dolerá!
Mrs Riyan

Posiciones de influencia

En Yogyakarta, las mujeres cargan un peso significativo en el sector de salud. Superan a los hombres como Lideresas de Aldea y Subdistritos y constituyen la vasta mayoría de cuadros de salud en las ciudades, conduciendo campañas de salud y promoviendo un entorno de vida limpio y saludable.

Los Grupos de Referencia Comunitaria en los que confía el World Mosquito Program para crear conciencia sobre nuestras campañas también están compuestos principalmente por mujeres. No haremos la implementación sin el apoyo de la comunidad así que necesitamos líderes como la señora Riyan a bordo con nuestra ciencia, dispuestas a explicar el método para que su comunidad suba a bordo también.

Afortunadamente, ella siente profundamente la necesidad de nuestra solución.

“Te rompe el corazón ver niños sufrir de dengue”, dice. “Por mucho tiempo nos ha obsesionado el alto número de casos de dengue. Cuando oímos por primera vez sobre esta innovación, vimos la esperanza de que esta investigación nos trajera alivio.”

Residente durante toda una vida de un pequeño caserío en la ciudad, la señora Sugiyanti también cree que las mujeres están en mejor posición para construir confianza en el programa.

“Las madres conocen cada detalle de lo que pasa en casa, particularmente lo que pasa con los niños”, dice. “Nosotras podemos enseñarles sobre vida saludable, lavado de manos e higiene. Somos más directas y abiertas cuando hablamos de algo. Los hombres son más complacientes. Como, por ejemplo, antes de implementar este método podrían simplemente decir: “está bien, dejemos que lo hagan”. Mientras que las mujeres realmente queremos saber los beneficios y qué pasará después de la implementación. Las mujeres somos simplemente más curiosas.”

De buena fe

Por supuesto, las personas responderán de formas diferentes en diferentes partes del mundo. En Yogyakarta – explica la señora Riyan – hay una tendencia natural a la confianza. Una fe en que los líderes y las instituciones de confianza tomarán las decisiones con el mejor interés de la gente en el corazón.

“También tenemos que tomar en consideración la cultura de Yogyakarta”, dice. “La gente aquí típicamente responde cuando pueden ver los hechos. También los alienta saber que la Fundación Tahija – con la que ya hemos trabajado antes – es quien financia este proyecto. Y cuando el Sultán (el líder cultural y político de la provincia) recibe calurosamente el programa, la gente en general lo sigue. Pienso que la cultura juega un rol en el éxito del proyecto.”

Con los resultados de nuestro más grande ensayo jamás realizado mostrando un 77% de reducción del dengue en áreas de la ciudad tratadas con Wolbachia, la ciudad está abrazando una liberación más ampliamente extendida. La gente está lista. La señora Riyan dice que aquellos que se perdieron de tener mosquitos liberados en sus vecindarios durante el ensayo se sintieron decepcionados por habérselo perdido. Dice que la gente ha estado esperando ansiosamente conocer los resultados del ensayo. 

“Esta es la mejor parte. Nos hace creer en cuánto les importa este programa. La gente tiene tanta esperanza y expectativa en el éxito de esta investigación. Son optimistas. Algunos incluso piden alojar baldes de huevos. Nos muestra lo ilusionados y comprometidos que están.”

Lo que también muestra es que mujeres como la señora Riyan y la señora Sugiyanti son aliadas poderosas con las que contar en esta lucha contra la propagación de la enfermedad.