Chillin' con los Maniáticos | World Mosquito Program Skip to main content
Chilling Maniaticos

La realidad en números

El World Mosquito Program trabaja en algunas de las ciudades más densamente pobladas del mundo. Allí es donde más le gusta vivir al Aedes aegypti. Es donde prosperan. Donde hay un suministro constante de sangre para la cría, y donde el riesgo de propagación de enfermedades es más temible. Cali, Colombia, no es una excepción. 

La vida puede ser difícil en estas ciudades tan pobladas. La delincuencia, la pobreza y la falta de educación tienden a definirlas. Pero también lo hace el espíritu comunitario. Donde quiera que la humanidad se enfrente a la adversidad, tiende a haber un aumento de buena voluntad y compasión. 

El trabajo de WMP depende de ello. Para que nuestro método llegue a las enormes poblaciones de estas ciudades y las proteja, tiene que ser impulsado por las personas que viven en ellas. Como Billy Jeyk y sus Chilling Maniáticos...

Comuna 13

Estamos en la Comuna 13, en uno de los 23 barrios que conforman la ciudad de Cali. Estudios sociodemográficos recientes sitúan a esta comuna entre las más densamente pobladas de la ciudad. Sus habitantes son jóvenes, la inmensa mayoría -casi el 80%- tiene, como mucho, estudios secundarios.

Los negocios funcionan tanto en casas como en locales comerciales. La actividad en la calle es intensa, y dá a la ciudad un ambiente de lucha incesante y de voluntad de superar la pobreza. 

Cali es la cuarta ciudad de Colombia que aplica el método Wolbachia del WMP, después de las ciudades de Bello, Medellín e Itagüí en Antioquia. Las comunas 1, 18 y 20 fueron las pioneras con las liberaciones de mosquitos con Wolbachia en septiembre de 2020 y, casi un año después, las operaciones se han extendido a las comunas 13, 15 y 16 en el Oriente y Suroriente de Cali.

El ritmo de las calles

Después de filmar el video musical de “El mosquito con Wolbachia”, que se utilizó durante la ceremonia de inicio de actividades del WMP en las Comunas 13, 15 y 16, quisimos conocer un poco más sobre los “Chilling Maniáticos” y su gran pasión por la música… sólo para descubrir que hay mucho más que salsa choque entre sus talentos.

Hablamos con Diego Santiago, Juan David y Gisela, integrantes del grupo y con su fundador, Billy Jeyk, desde su estudio de grabación. Billy Jeyk toma la palabra, con un liderazgo que parece innato y lleno de energía: “Yo soy artista de música urbana desde los 10 años. En 2015 fui víctima de un asalto y recibí un disparo que me lesionó la columna vertebral. Fue muy duro porque cuando me pasó eso sentí que perdí todo lo que me caracterizaba: la fuerza en el escenario, el baile… todo”.  

Después de un año muy difícil para Billy, le llega una invitación que le cambiaría su visión sobre la música y el apoyo comunitario. “Me invitaron a formar parte de un programa cultural, “Escuelas culturales de paz”. Allí me di cuenta que los niños y jóvenes vivían situaciones de violencia muy fuerte, algunos huérfanos, homeless; eso me ayudó a poner mi “problema” en perspectiva y ver que no era tan grave comparado con las historias de esos niños, así que desde hace 5 años fundé la academia de los “Chilling Maniáticos” y desde entonces estamos en este movimiento mágico y sabroso, utilizando el ritmo de salsa choke para expresarnos.” 

Mezcla colombiana

La salsa choke es un ritmo del Pacífico colombiano, donde convergen la salsa, la pachanga, el reguetón y sonidos de la cultura africana. En Cali tomó más fuerza porque se mezcló con otros ritmos, siendo el “pilón” -proveniente de Cuba y olvidado hasta antes de resurgir con la salsa choke- la base en la cual se construye la melodía. Las primeras canciones nacieron de experimentación en las propias casas de los músicos o en pequeños estudios para luego saltar a las discotecas y luego a la radio. Ahora, no falta en ninguna celebración de la ciudad y es en la Comuna 13 donde forma parte del día a día de sus habitantes.

“Todos vivimos en esta Comuna y llegamos a los Chilling Maniáticos por amigos en común o por invitación de Billy. Nos gusta estar en el grupo porque podemos escribir canciones, actuar en nuestra serie que se transmite por YouTube y hasta publicar mi revista “La maceta”, donde hablo de cultura urbana”. Todo esto sale de un pequeño niño, Diego Santiago, de 13 años, cuyos ojos emiten la viveza y alegría que pone pausa, por momentos, a la difícil situación que vive los menores en la Comuna 13. “De grande quiero ser actor profesional, cantante… quiero salir adelante y ayudar a mi planeta, eso es muy importante, porque no habrá futuro si no cuidamos de nuestro medio ambiente.”

"...desde entonces estamos en este movimiento mágico y sabroso, utilizando el ritmo del salsa choque para expresarnos."

Juan David, el mayor de todos a sus 16 años, nos explica el proceso creativo de sus canciones: “cada uno propone una idea, compilamos todo y al final seleccionamos un tema central, como la paz, la tolerancia, la igualdad entre los humanos. Así creamos las rimas y luego nos ayudan con la instrumentación. Es algo que hacemos entre todos y participamos por igual”.

Dentro de los “Chilling Maniáticos” hay sólo una niña, Gisela. “Aquí hay siempre respeto, no importa si eres hombre o mujer, todos tenemos la misma energía y actitud para hacer nuestras creaciones artísticas.” Gisela nos confiesa que también le gustaría ser actriz y ser famosa para ayudar a su familia y a personas en situación de calle y pobreza.

“Aquí aprendemos todo el tiempo nuevas cosas. Por ejemplo, para el tema del WMP fue muy chévere porque antes veíamos a los mosquitos como animales malos y que teníamos qué matarlos. En la Comuna 13 tenemos un caño con aguas residuales que genera mucha plaga. Ahora sabemos que podemos trabajar con los mosquitos con Wolbachia para quitar la transmisión de enfermedades sin tener qué matarlos.”

Alcanzando sus sueños

La Secretaría de Salud Pública Municipal de Cali y la comunidad han colaborado activamente para el avance del proyecto en la ciudad. El arranque de la fase II del método de control biológico con Wolbachia en las comunas 13, 15 y 16 del Oriente y Suroriente alcanzará a una población de 467 mil habitantes, en un área de 13 kilómetros cuadrados,  donde se registraron 11 mil 535 casos de dengue en los últimos 5 años (2016-2020). 

La comunidad tiene que respaldar nuestro trabajo. Sin su comprensión y apoyo, el RWM no lanzará ni un mosquito. Para ello, hay que correr la voz de todas las maneras posibles. Ninguna mejor que a través del arte y la música locales.

“La cultura es un derecho y, al ejercerlo, los niños evitan andar en la calle consumiendo drogas, que sean víctimas de la violencia o ellos mismos se vuelvan violentos. Es una forma de romper el circulo vicioso y eso es algo que nos enorgullece, como también lo es formar parte de la iniciativa del WMP en nuestra Comuna”.

Extrovertidos y apasionados por su música, los "Chilling Maniáticos" prometen continuar con sus series de YouTube, su música y sus sueños de éxito. Nuestro proyecto, es sólo uno de los muchos que la agrupación ayuda a promover, todo ello en aras de una mejor salud, una mejor educación y de llevar la prosperidad al modo de vida de Cali.

Chillin4
De izquierda a derecha: Diego Santiago, Billy Jeyk, Juan David y Gisela.